Buscar

Conversamos con Jhoanna Rosales, Directora de Triple Impacto en VERTMONDE




1. ¿Qué desafíos se identifican en el país para la implementación de Ley de responsabilidad extendida para la gestión de residuos eléctricos y electrónicos?


Pienso que el principal desafío es el desconocimiento por parte de los importadores y productores, y la falta de control para la implementación por parte de la Autoridad Ambiental. Mas allá de entenderse como un mecanismo proactivo, viable, que permite la gestión adecuada de este tipo de residuos especiales, los productores e importadores lo ven como una “imposición mas" que incrementa sus costos, además de la tramitología correspondiente para su implementación.


La falta de sensibilización a la ciudadanía y la manera en que culturalmente el reciclaje de residuos esta atado a un incentivo económico, son desafíos bastante difíciles de sobrellevar pues implican cambios de hábitos y nuevos paradigmas culturales. Es romper con prácticas perniciosas que se han venido dando desde hace algunos años, y reemplazarlas con comportamientos que responden a una consciencia de consumo responsable.



2. ¿Cuáles son los beneficios de gestionar correctamente los residuos eléctricos y electrónicos para la sociedad y el planeta?


Tomando las palabras de un Alcalde de Ambato: es mejor invertir en campañas de recolección y tratamiento adecuado de estos residuos, que asumir los costos que se generaría para descontaminar los ríos y bosques de la ciudad… lastimosamente, la contaminación que causan los residuos electrónicos mal manejados no es fácilmente perceptible por los ciudadanos, y eso le resta importancia. Sin embargo, la gestión técnica y ambientalmente responsable de residuos electrónicos directamente impacta sobre:


La Salud: al evitar muertes y enfermedades ocasionadas por exposición a metales pesados y sustancias tóxicas en los residuos electrónicos. ¿Cómo se genera esta exposición? Cuando los residuos son enterrados, botados en quebradas, quemados o botados en ríos, pues los metales pesados son liberados al agua, aire y tierra, y eventualmente entran en contacto con las personas.


El Agua potable: en ecuador, la gran mayoría de ciudades captamos agua para consumo humano de acuíferos subterráneos o ríos. Al desechar los residuos electrónicos directamente al ambiente, botarlos en ríos o enterrarlos, los metales pesados y sustancias tóxicas son liberadas a las fuentes de agua que utilizamos para consumo humano


3. ¿De qué manera la política pública promueve la gestión de este tipo de residuos en todos los sectores de la sociedad?


Ecuador, finalmente se pone a la par de otros países de la región con la emisión de una normativa específica para obligar a productores a responsabilizarse de sus productos a lo largo de la vida útil, especialmente en la fase de gestión. Si bien la política pública es importante, es aun más importante la aplicación estricta de la normativa y la amplia difusión de la misma a todos los actores involucrados. Es importante que la política publica incluya mecanismos claros de penalización y reconocimiento a los actores que no cumplan o que sí lo hagan.


4. ¿Cuál es el potencial del país en la correcta gestión de residuos eléctricos y electrónicos y como poder aprovecharlo?


En Ecuador, menos del 3% de los residuos electrónicos generados son procesados de manera técnica y formal. El 97% son aun enterrados quemados o entregados a chatarreros informales que causan un impacto ambiental negativo. Todavía nos queda mucho por hacer para alcanzar a otros países de la región que tienen porcentajes de recolección y tratamiento por arriba del 20% de los residuos generados; un proceso que en el caso de Ecuador, será bastante largo considerando que la meta inicial planteada por la autoridad ambiental es de 0.5%; inferior a la recolección actual previo a la emisión de la normativa REP.

102 visualizaciones