Buscar

RAINFOREST ECUADOR conserva la biodiversidad del Bosque Ukumari

La expansión de la frontera agrícola, principalmente para cultivos de caña de azúcar y pastoreo, es el principal detonante para la deforestación que sufren los bosques de la zona de estudio

El Bosque de Neblina del UKUMARI se encuentra compartiendo dos jurisdicciones que son Imbabura y Pichincha, que forma parte de la ecorregión (“hotspot”) Andes Tropicales y es parte de la Reserva de Biosfera Chocó Andino, declarada por la UNESCO en 2018, galardón otorgado por sus características únicas, siendo uno de los últimos remanentes de bosque montano y de mayor biodiversidad del mundo. Estos bosques tienen una alta importancia ecológica desde el punto de vista científico e importancia socioambiental por los servicios ecosistémicos que provee.


Un grupo de especialistas, colaboradores de Rainforest Ecuador, realizaron la investigación en flora que consideró alta biodiversidad en el estrato arbóreo, entre las cuales se registraron dos especies endémicas, el moquillo (Saurauia herthae) y el pumamaqui (Oreopanax ecuadorensis), además evidenciaron aproximadamente 15 especies de uso humano, entre las que se incluye la cascarilla (Cinchona pubescens) catalogada como el árbol nacional del Ecuador. Toda la floresta está cubierta de plantas epífitas como musgos, líquenes, bromelias y orquídeas, de este último grupo, una prospección inicial reveló una gran riqueza biodiversa.



Por otro lado, los estudios de fauna han registrado alrededor de 113 especies de aves, algunas de las cuales se encuentran amenazadas a nivel mundial, según la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), como, por ejemplo, el halcón peregrino (Falco peregrinus), el colibrí zamarrito pechinegro (Eriocnemis nigrivestis) quienes están en peligro de extinción (EN) y el tucán andino (Andigena laminirostris) en condición de vulnerabilidad (VU). Adicionalmente, investigaciones de anfibios indican alta presencia de especies endémicas que están en peligro, como el cutín de seis dedos (Pristimantis aff. hectus) y la ranita de cristal (Centrolene buckleyi) quien se encuentra en estado crítico de desaparición.


En cuanto a mamíferos, cinco especies ya han sido registradas por las cámaras trampa y confirmadas por rastros, como huellas o rasgaduras. En este caso particular, todos se encuentran en las listas rojas del Ecuador, como el oso andino (Tremarctos ornatus) quien está en peligro de extinción, el puma (Puma concolor), tigrillo chico (Leopardus tigrinus), lobo de páramo (Lycalopex culpaeus) y el venado enano (Mazama rufina) categorizados como vulnerables.


El bosque amenazado por la humanidad

A pesar de extraordinarias características de la biodiversidad del Bosque de Neblina del Ukumari, esta área conservación, se encuentra bajo ciertas amenazas. La expansión de la frontera agrícola, principalmente para cultivos de caña de azúcar y pastoreo, es el principal detonante para la deforestación que sufren los bosques de la zona de estudio. Esto provoca una disminución y fragmentación de los hábitats de las especies que allí cohabitan, lo que causaría una pérdida de la biodiversidad.


En la zona de intervención, existen 2.377,50 hectáreas actualmente deforestadas y utilizadas en sistemas agrícolas y ganaderos, no afines a las aptitudes del suelo. Las causas principales de la deforestación tienen que ver con aspectos socioeconómicos, de gobernanza y políticas que promueven la producción insostenible. Las prácticas agrícolas que no conviven con el bosque, no garantizan el sustento a mediano plazo. Rainforest Ecuador como promotor del respeto ambiental, pretende capacitar a la comunidad en nuevas metodologías de agroforestería para mejorar las condiciones técnicas y lograr optimizar los mecanismo de producción del cultivo, sin poner en riesgo la biodiversidad.

Las especies de fauna, en cambio, se encuentran amenazadas por la cacería. Existen especies que son altamente perseguidas por atentar contra los cultivos y actividades pecuarias de los habitantes locales. Algo que los pobladores no tienen en cuenta, es que estas especies cada día poseen espacios de vida más reducidos por la fragmentación de sus hábitats, las mismas que sufren dificultades para encontrar su alimento dentro del hábitat natural. Algunos finqueros confiesan abiertamente, que a pesar de la prohibición que existe en el Ecuador de cazar animales en peligro de extinción, ellos han dado muerte al oso de anteojos y lo seguirían haciendo, si lo observan atacar a sus animales de crianza. Esta problemática deja en evidencia la falta de compromiso de las autoridades para respaldar la conservación, pero sobre todo la ineficiente gestión de garantizar un verdadero bienestar social para las comunidades rurales del país.


Plan de acción para la conservación

Rainforest Ecuador tiene como objetivo fundamental conservar la biodiversidad de las especies en el bosque Ukumari, a través de varias acciones que permitan la preservación de los hábitats:

· Realizar un control de caza y tala al interior del Bosque de Neblina del Ukumari.

· Convertir las prácticas productivas actuales en actividades más eficientes, sostenibles y amigables con el ambiente.

· Promover alternativas productivas promisorias que mejoren la calidad de vida de la gente.

· Crear capacidades y desarrollar programas de educación ambiental que refuercen las acciones indicadas antes.


El control y patrullaje para protección del bosque busca frenar la expansión de la frontera agrícola y acciones invasivas, además de brindar seguridad al bosque ante la presencia de cazadores y leñadores. De forma complementaria, el plan de educación ambiental permitirá integrar a la comunidad a un proceso de desarrollo sostenible, concientizando a la población sobre la importancia de la conservación.


Por otro lado, los estudios de fauna y flora pretenden profundizar el conocimiento sobre biodiversidad, para dar seguimiento a las especies y su abundancia, con principal atención en aquellas bajo estado de amenaza o vulnerabilidad. En este caso, el programa de apadrinamiento de especies será el mecanismo por el cual la conservación sea sostenible y permita que los colaboradores y aliados puedan aportar voluntariamente a la preservación de la vida.


Autor: Camilo Montalvo

Científica: Adriana Flachier

99 visualizaciones