Buscar

NIRSA: El sector pesquero ecuatoriano promueve proyectos que buscan la sustentabilidad

En Ecuador, la captura de peces pelágicos pequeños es la segunda actividad de pesquería industrial más grande a escala nacional

Consolidar a la pesca como una actividad sostenible que proteja los recursos bioacuáticos a mediano y largo plazo es uno de los principales propósitos de las empresas pesqueras que conforman la Cámara Nacional de Pesquería (CNP). En Ecuador, la captura de peces pelágicos pequeños (botella, chuhueco, macarela, pinchagua, picudillo, sardina y otras especies) es la segunda actividad de pesquería industrial más grande a escala nacional, generando más de 24.000 plazas de empleo directas e indirectas y originando un encadenamiento productivo que sostiene medios de vida en las comunidades costeras.


Desde 2018, se promueve el Small Pelagics Sustainability (SPS), un Proyecto de Mejoramiento Pesquero (FIP, por sus siglas en inglés), para la pesquería de pequeños pelágicos capturados con red de cerco en el país. La misión del SPS-FIP es mantener una actividad sustentable de estos recursos y sus cadenas de suministro, este esfuerzo mancomunado de múltiples actores busca iniciar un proceso de mejoramiento sin precedentes en esta pesquería. Este gran paso para la industria pesquera busca lograr la certificación MarinTrust, reconocida por ser el estándar mundial para el abastecimiento responsable de aceites y harina de pescado.


Actualmente este proceso es impulsado por 23 empresas ecuatorianas, incluyendo a 4 de las industrias de alimento balanceado más grandes del país, 17 empresas pesqueras y productoras de harina de pescado y 2 comercializadores. La planificación y ejecución involucra a todas las partes interesadas de la cadena de suministro, que mediante el establecimiento de un Enfoque Ecosistémico Pesquero (EEP), busca implantar un trabajo en base a tres ejes: productividad de los stocks pesqueros, aspectos socioeconómicos y conservación de la biodiversidad.


Cooperación público – privada


El desarrollo del proyecto está planificado a cinco años, financiándose principalmente con fondos privados de las empresas miembros y en una hoja de ruta conjunta con entidades públicas como el Instituto Público de Investigación de Acuacultura y Pesca (IPIAP) y el Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca. Esta iniciativa cuenta, además, con el apoyo técnico y económico del proyecto internacional Global Marine Commodities y del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la ONG Sustainable Fisheries Partnership (SFP), gracias al financiamiento del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF).


El IPIAP ha estado comprometido con el FIP desde sus inicios, con asistencia técnica y científica para el cumplimiento de cada uno de los hitos evaluados en las auditorias del proyecto, haciendo grandes esfuerzos pese al poco presupuesto disponible. La alianza público-privada que se ha conformado con el FIP, nos ha permitido retomar investigaciones, así como los cruceros de investigación que han contribuido a fortalecer el conocimiento de las biomasas disponibles de los recursos PPP (Peces pelágicos pequeños), de igual manera esta alianza ha facilitado procesos de capacitación en nuevas metodología de evaluación de poblaciones, ratificándonos en las recomendaciones que se han emitido para el manejo de los recursos y su aprovechamiento sostenible”, enfatizó Juan García Bodniza, Director General del IPIAP.


Fortalecimiento de capacidades para una pesca responsable


El aprendizaje continuo de la tripulación es una de las principales prioridades para la CNP en la implementación del SPS-FIP, cuyo proceso está dirigido a mejorar las competencias y habilidades técnicas de capitanes y tripulantes que forman parte del primer eslabón de la cadena de suministro, para lo cual ha desarrollado un proceso de formación a tripulantes y capitanes para reforzar su entrenamiento en prácticas de manipulación y liberación; hasta la fecha se han capacitado a 122 pescadores que trabajan a bordo de 37 embarcaciones de las empresas socias. Las capacitaciones se desarrollan en cuatros módulos que permiten brindar de forma dosificada conceptos técnicos y perfeccionar las principales acciones a realizar a bordo, en un total de 10 horas académicas.


El contenido de cada módulo permite fortalecer la cultura de pesca responsable no solo con el recurso objetivo sino también con el ecosistema, de igual manera estas capacitaciones estuvieron acompañadas con la elaboración y entrega de diferentes guías, elaboradas por el IPIAP y técnicos del FIP, con la finalidad de dar soporte a las capacitaciones recibidas.


Empresas comprometidas

El proyecto es apoyado y financiado por las siguientes empresas: Fortidex, Empresa Pesquera Polar, Pesquera Herco, Tadel, Nirsa, Produpes, Borsea, Ecuafeed, Dimolfin, Likefish, Multiproyectos, Seimar, Urisa, Promavi, Skretting, Biomar, Vitapro, Cargill, Exu, Rosmei, Galdecun, Inharipac y Riveto. A continuación, algunas voces de quienes experimentaron los talleres y capacitaciones:


· Leonardo Aguirre, Gerente de Flota de NIRSA: “Nuestra empresa está comprometida con la pesca sostenible, es la esencia de nuestro negocio y de nuestra cultura organizacional. En el marco de las acciones implementadas en el SPS-FIP, se han brindado capacitaciones al personal a bordo en cuestiones de pesca sostenible y buenas prácticas de manejo de megafauna marina. Hasta el momento 33 tripulantes de nuestros 7 barcos (Nirsa y ProPosorja) de pelágicos pequeños participaron y culminaron todas las capacitaciones. Consideramos que estas acciones son de alto impacto para lograr la sostenibilidad de la actividad pesquera y que más empresas y armadores independientes deberían sumarse y replicar estas acciones


· Byron Jaramillo, Técnico de Pesca, barco Caripe de NIRSA: “Considero que estas capacitaciones son una experiencia exitosa no solamente para beneficio actual, sino que buscan a futuro cuidar el ecosistema marítimo para preservar las especies de manera sostenible. A través de estas charlas se refuerza la concientización de la tripulación. En NIRSA nos brindan capacitaciones constantes para tener esa educación y valores de preservar las especies que acompañan a los pelágicos en las faenas”.


· Carlos Cacao, Director y Vicepresidente de Empresa Pesquera Polar: “Los empresarios que estamos en el sector de la pesca nos hemos dado cuenta que debemos aprender a cuidar de nuestra producción, que los recursos que se están capturando se puedan mantener en el tiempo; a la vez tenemos nuestras prioridades, como es, proveer al mundo de alimento del mar y materia prima a las otras cadenas productivas, y con el FIP logramos tener provisión de pesca para la generación futura.


La primera flota industrial con bitácora electrónica, un avance tecnológico


La plataforma de bitácora electrónica de pesca es una herramienta tecnológica que permite el registro de las operaciones durante las operaciones en el mar y genera insumos adicionales para el monitoreo y trazabilidad de la actividad pesquera. La implementación de esta herramienta contó con el soporte permanente del personal del SPS-FIP y el Viceministerio de Acuacultura y Pesca, permitiendo capacitar exitosamente a 30 capitanes de la flota asociada al SPS-FIP, en el manejo del sistema de bitácora electrónica de pesca. Hasta julio de 2021 se han recolectado más de 3 mil bitácoras electrónicas a bordo de los barcos participantes del proyecto, una muestra del compromiso de los capitanes por compartir información de sus actividades y de su deseo por capacitarse, aún si existiese alguna brecha tecnológica preexistente.