Buscar

Conversamos con Alfredo Peña, Presidente Grupo Industrial Graiman


1. Cada vez más se esta hablando de la importancia del buen gobierno corporativo de las empresas, puede contarnos exactamente ¿de qué se trata?

En mi experiencia el gobierno corporativo es una buena práctica administrativa que está probada en el tiempo, que es eficiente y eficaz. Básicamente nos referimos a una máxima instancia de toma de decisiones, cuyos integrantes deben ser personas que conocen el giro del negocio, con experiencia en varias ramas, de manera que conjuntamente, los miembros de un Directorio tienen una mejor posibilidad de enfrentar retos, tanto estratégicos como de emprendimientos. Tiene además un rol de control, de rendición de cuentas y específicamente de dirección, pues es un órgano que rige la estrategia y sobre todo, está constantemente ocupado de la proactividad del negocio.

2. En el caso de las empresas familiares, ¿por qué cobra relevancia?

Definitivamente una de las debilidades que tiene una empresa familiar es su propia naturaleza, pues la familia concebida como un núcleo, tiene un mismo origen y una cultura acotada. Generalmente las empresas familiares tienen ya una forma de pensar y una concepción de valores, que muchas veces no les permite mirar más allá de una cierta distancia, por lo cual es importante que estén abiertas a integrar a personas con otras visiones, experiencias y pensamientos que enriquezcan la visión que tiene la familia propietaria. Esto hoy en día se ve mucho, porque vivimos en un mundo cada vez mas globalizado, en el que estamos más expuestos a competencias que vienen de otros lados, por lo tanto, el contar también con personas que vienen de otros campos dentro de la administración, aportando con otras visiones, permite a la empresa familiar enriquecerse y crecer de una manera mucho más sana.

Actualmente esta claro que para tener éxito se requiere de la relación con varios stakeholders; tu negocio para crecer, tiene que ser participativo, requieres por ejemplo, del apoyo del sector financiero. Los bancos como socios estratégicos, demandan de información más sólida y abierta, y de alguna manera los gobiernos corporativos son foros que les dan tranquilidad, por lo tanto, si aplicas buenas prácticas administrativas, la posibilidad de tener buenos aliados se incrementa, aspecto que adquiere mayor importancia en un contexto de creciente globalización en el cual las actividades se internacionalizan.

3. ¿Cuáles son los temas que hay que tener en cuenta al momento de definir el Gobierno corporativo de la empresa familiar?

Es muy importante que los miembros del directorio tengan afinidad con los valores de la familia propietaria. Una empresa familiar debe orientar sus esfuerzos para fortalece las acciones que generan sentido de pertenencia, en este contexto está la capacidad de conectar con su clientes, con su trabajadores, con la sociedad, con sus diversos grupos de interés. Este aspecto tiene que estar muy presente el momento de elegir a los miembros, este alineamiento con los valores que la familia tiene, y que tradicionalmente ha fomentado y ha construido, es fundamental.

Otro aspecto a considerar es que en el board existan complementariedades, por ejemplo un perfil más emprendedor, otro de inversionista y de mirar oportunidades, un perfil legal que entienda el entramado de la leyes del entorno, un perfil técnico, otro de auditoría, para poder entender y tener una estructura de rendición de cuentas y de feedbacks técnicos. El tema de género tanto en la representación dentro del directorio, como en la posibilidad de enriquecer la reflexión con diferentes perspectivas y capacidades es muy importante, junto al de la Responsabilidad Social Empresarial, que deben estar presentes y ser parte de las acciones de un directorio moderno que tenga como misión perdurar en el tiempo.

Que haya empatía y alineamiento con la vivencia de los valores, y la orientación al servicio.

4. ¿Cuáles son las ventajas y desventajas, si las hay, de tener un Gobierno Corporativo establecido?

Definitivamente hay más ventajas que desventajas. Entre las ventajas acotadas están aquellas que le permite a la empresa contar con una visión mucho más amplia de lo que está sucediendo en el entorno, la complementariedad de enfoques y aportes entre las personas especializadas que lo conforman, teniendo la capacidad de crear comisiones que puedan trabajar dentro de la organización misma.

El riesgo es que un directorio se vuelva lejano, burocrático y que no represente realmente la agilidad y la profundidad que requiere una empresa, especialmente en las empresas familiares, que asumen riesgos de manera mas rápida e intuitiva.

Entonces un directorio puede ser un paso hacia la profesionalización de la empresa o hacia su desnaturalización. Lo que buscamos es que el directorio apoye en la modernización, que la estabilice, que contribuya con herramientas. Este es un proceso que hay que hacerlo bien, para reducir el peligro de burocratización y desnaturalización, y la empresa familiar pierda su esencia.

5. El recambio generacional es inevitable, se da o se dará en algún momento, ¿cuáles son los retos y oportunidades frente a ello?

Justamente un gobierno corporativo nace por esta razón. Generalmente una empresa familiar cuando está regida por el fundador, es mas natural, mas espontánea, y si tienes un fundador con esta visión, ésta se va consolidando. A medida que la primera generación sale de escena, es muy probable que la segunda, no tenga esa cercanía de lo que fue el origen y va tomando distancia, y perdiendo también esas cualidades de emprendimiento.

El recambio entonces es un reto importante de toda empresa familiar, para ello, además de establecer protocolos y reglas de juego claras, hay que incorporar a los mejores y más capaces miembros de las nuevas generaciones a la organización. Se requieren de procesos de acompañamiento y planes de desarrollo profesional, enamorando también a las nuevas generaciones, para que vean a la empresa no como una fuente de ingresos únicamente, sino como un espacio de realización personal, contribuyendo y creciendo junto con la organización.

Los gobiernos corporativos ayudan a profesionalizar este proceso, regulando los matices sentimentales y de relaciones afectivas familiares, fomentando el que las terceras generaciones entiendan que una empresa familiar es una responsabilidad, que viene con obligaciones más que con derechos.

Las estadísticas de cuántas empresas sobreviven son muy desalentadores, hablamos de más de un 90% de empresas familiares que desaparecen en el momento del recambio generacional.

Es importante que este proceso esté apoyado por profesionales, porque la empresa familiar sola no puede hacer este recambio, es necesario preparar a las nuevas generaciones desde las etapas mas tempranas posibles, para que miren a la empresa como una fuente de inspiración, como un trabajo que representa un reto, se hace con educación obviamente y con apoyo profesional.

Es importante mantener relaciones con otras empresas, que están pasando o han pasado por lo mismo, es bueno mirar casos exitosos, hay organizaciones que están especializadas en promover este compartir de experiencias, sabiendo que aunque cada experiencia es única e irrepetible, se puede aprender de las buenas prácticas de otras empresas familiares, sobre todo en los momentos de relevo profesional.

6. Por último, ¿Cuáles son las recomendaciones que daría a los líderes de empresas familiares? ¿Y para aquellos que quieren iniciar una empresa familiar?

Si ya es una empresa familiar establecida y su líder está buscando el relevo generacional, debe buscar un buen asesoramiento para crear un ecosistema familiar sano, porque el ego familiar representa un riesgo enorme, y hay que trabajarlo con apoyo profesional, porque puede darse un sobre entendido de pensar que cada miembro tiene las capacidades y puede hacerlo todo. Esta es una recomendación que daría a quienes quieren tener una empresa familiar que perdure.

Para aquellos que quieren empezar un emprendimiento, hay dos factores, es importante creer en uno mismo, porque el miedo cuestiona nuestras propias capacidades, y por ello hay que vencer el miedo al fracaso, a emprender o al error, porque éste es parte del camino.

Otro aspecto importante a tener presente, es que el emprendimiento familiar debe ser acotado inicialmente en una dimensión que permita hacer la prueba-error, en un tamaño que sea manejable, entendiendo lo que fue bien y lo que fue mal, y no hacerlo en una dimensión en la cual ya no se pueda reorganizar el emprendimiento.

Finalmente, me parece que en la sociedad actual la vivencia de los valores como la honestidad es un aspecto importante. Siempre digo a mis colaboradores que el mejor negocio es ser honestos, porque tus clientes, tus socios y la sociedad en general van a querer hacer negocios con empresas honestas. Hay una crisis de honestidad, hay tanta corrupción, un desapego a valores, que nos pone en esta sensación de creer que vivimos en un mundo en el que el mas vivo, el mas corrupto es el que tiene éxito, lo cual no es cierto. Puede ser una realidad en una coyuntura, pero para hacer un emprendimiento que dure décadas, la condición fundamental es la honestidad, esto le va a llevar al emprendimiento y a la empresa familiar a tener éxito. Tus clientes y la sociedad te van a premiar o a castigar tarde o temprano. No hay una empresa exitosa y respetable, con años en el mercado, que no tenga este ingrediente. En particular, una empresa familiar tiene que estar regida por valores sólidos, que se reflejen en actuaciones y pueda medirse en la sociedad.

#Entrevistas #MiembrosCERES #GRAIMAN #LosExpertosdicen

12 vistas

2019 - CERES Todos los derechos reservados. Consorcio Ecuatoriano para la Responsabilidad Social & Sostenibilidad