Buscar

Conversamos con Edwin Astudillo, Presidente Ejecutivo de CHUBB ECUADOR


¿Cuéntenos un poco su experiencia e involucramiento en la responsabilidad social y cómo nació en la organización?

Al ser una compañía multinacional, siempre hemos tenido lineamientos muy claros de cómo operar como buenos ciudadanos corporativos. Contamos desde nuestros inicios con una cultura de prevención de riesgos, de respeto hacia todos nuestros grupos de interés y de involucramiento con la comunidad donde operamos. Hemos ido evolucionando a medida que tomamos conciencia de nuestra capacidad de impactar positivamente. Es así que en 2004 nació la Fundación Faces con la misión de apoyar a niños en situación de riesgo. En 2010, vimos que era momento de consolidar todas nuestras buenas prácticas, informar a todos nuestros grupos de interés nuestro desempeño económico, social y ambiental y también el de conocer nuestras brechas para marcar una hoja de ruta que nos permitiera alinear la responsabilidad social a nuestra estrategia corporativa.

¿Usted está comprometido, desde el año 2012, en el mecanismo de rendición de cuentas a través de las memorias de sostenibilidad, qué les motivo a hacerlo?

Nuestra rendición de cuentas, a través de las memorias de sostenibilidad, nace de varias motivaciones. La primera es la responsabilidad que tenemos de informar a todos nuestros grupos de interés de nuestro desempeño: muchas personas y organizaciones depositan su confianza en Chubb y debemos difundir lo que hacemos y cómo lo hacemos, de esta manera estamos compartiendo nuestras buenas prácticas y, con eso, buscamos un efecto multiplicador en nuestra cadena de valor y nuestros aliados.

Es importante señalar que la transparencia es un concepto clave en la operación de Ecuador y a nivel global, y la dinámica actual demanda que las organizaciones nos mostremos tal cual somos para contribuir a una sociedad más honesta.

¿Cuál es el beneficio para una empresa el realizar una memoria de sostenibilidad? y ¿Cuáles son las ventajas, y las desventajas (si las hay) de reportar bajo el estándar de sostenibilidad GRI?

Cuando una organización publica su reporte de sostenibilidad está poniendo a disposición de sus grupos de interés, y sociedad en general, información relevante para la toma de decisiones. Es un medio para socializar buenas prácticas y lograr efectos positivos en otras organizaciones. Mientras más empresas e instituciones publican sus reportes, se va tejiendo una red más grande de organizaciones que generan un cambio positivo medible y con objetivos claros.

Las guías del GRI han sido un gran aporte para los reportes de sostenibilidad, sobre todo a medida que han evolucionado hacia la importancia de los grupos de interés en la toma de decisiones de las organizaciones. Es una herramienta que, además de permitir una homogeneidad en la información a nivel global, permite casa adentro obtener un diagnóstico, consolidar y ordenar información y marcar un plan de trabajo que integre la sostenibilidad con la estrategia.

¿Si tuviera que dar un consejo a un CEO que quiere iniciar el proceso de reporte de sostenibilidad, qué consejo le daría?

El término sostenibilidad implica prevalencia en el tiempo, para que una cultura de reportaría sea relevante, y sobre todo permanente es necesario que el CEO o la persona responsable crea en ello, en todo lo que implica un reporte, todo lo que se comunica y la transparencia que representa. Creo que no es necesario tener muchas buenas prácticas o ser el número 1 del mercado, es un camino lleno de aprendizajes que se recorre con la convicción de que se puede manejar una organización con éxito mientras somos generadores de cambio.

#CHUBB #Entrevistas #LosExpertosdicen #MiembrosCERES

16 vistas

2019 - CERES Todos los derechos reservados. Consorcio Ecuatoriano para la Responsabilidad Social & Sostenibilidad