Buscar

SEGUROS CONFIANZA: el rol de la mujer en el sector asegurador

En los últimos años, la presencia de mujeres en esta industria ha aumentado y así se evidencia en diversos cargos laborales.

A lo largo de la vida de un profesional, son muchas las ocasiones en las que se encuentra con desafíos en el mercado laboral. Particularmente para las mujeres, esta realidad se agrava aún más, puesto que, según cifras del Foro Económico Mundial, se necesitan 257 años para alcanzar la paridad de género en términos económicos. Esto quiere decir que, en temas de igualdad de salario, brecha laboral e igualdad de oportunidades, las mujeres enfrentan mayores desafíos.


En Ecuador, de acuerdo con un estudio realizado por la Superintendencia de Compañías (julio 2020), 3 de cada 10 gerencias generales/presidencias de empresas son ocupada por mujeres. Por ello, no es de extrañarse que apenas dos mujeres sean CEO de aseguradoras en el país. Una de ellas es Teresa Peña, Presidente Ejecutiva de Seguros Confianza, quien comenta que “el talento no tiene género, podemos ocupar la posición que queramos si nos lo proponemos”. Teresa Peña afirma que tuvo la oportunidad de demostrar sus capacidades profesionales y así ir escalando hasta liderar una de las mayores empresas aseguradoras a nivel nacional.

Lamentablemente, no todas las mujeres han tenido esta oportunidad. Según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), a pesar de que en 20 años ha habido un importante progreso con respecto a los logros educativos de las mujeres, esto no se ha visto reflejado en mejores posiciones de trabajo para ellas dentro de las empresas.

Por otro lado, dentro de los avances positivos, cabe mencionar que, actualmente en el sector asegurador se está avanzando hacia una equidad de género. En los últimos años, la presencia de mujeres en esta industria ha aumentado y así se evidencia en diversos cargos laborales. Por ejemplo, en Seguros Confianza, la alta dirección está conformada en un 50% por hombres y un 50% por mujeres. Además, su nómina está compuesta en un 60% por mujeres. Esta buena práctica ha convertido a la aseguradora en una de las pocas empresas del sector con la representación de una mujer como su presidente ejecutiva.

A pesar de estos importantes logros, aún existe una desigualdad en puestos jerárquicos. “La principal barrera es cultural, no solo por una sociedad machista, sino porque nos hace falta creernos más de lo que somo capaces. Debemos sentirnos empoderadas para lograr nuestras metas y escalar por méritos propios”, declara Teresa Peña.


A pesar de que aún hay diferentes desafíos en el sector, lo cierto es que las mujeres poco a poco han demostrado su gran potencial y aporte desde las distintas áreas y responsabilidades adquiridas. De esta forma, han creado oportunidades y ganado terreno que, sin duda, logrará que su participación sea mayor en los próximos años. Esto permitirá alcanzar el éxito empresarial y obtener los cargos directivos que les han sido negados por años.

40 visualizaciones