Buscar

En el Día Mundial del Reciclaje, Coca-Cola fortalece su compromiso con el ambiente

Coca-Cola se une al objetivo de concienciar a la sociedad acerca de la importancia que tiene tratar los desechos como corresponden, para frenar el cambio climático, y así proteger el ambiente.

La Compañía Coca-Cola ratifica su compromiso con el ambiente con su visión global “Mundo Sin Residuos”, que busca recolectar y reciclar, para el año 2030, el equivalente al 100% de los envases que se ponen en el mercado.


“Mundo Sin Residuos” comprende un plan holístico centrado en reducir el impacto ambiental a lo largo de todo el ciclo de vida del envase de la bebida, desde cómo se diseñan y fabrican las botellas y latas, hasta cómo se reciclan y reutilizan. A la fecha se ha logrado recolectar y reciclar 72% de la producción actual y producir empaques con un 25% de resina reciclada, con la meta de que esta cifra ascienda al 50%.


La respuesta de Coca-Cola a la problemática de los residuos plásticos tiene un fuerte anclaje a la promoción de una economía circular, modelo productivo sostenible donde nada se pierde y todo se transforma, pues todos los materiales y bienes de la cadena productiva sirven para alimentar otros ciclos de uso y producción, cuya base de acción es “reducir, reutilizar y reciclar”. La sostenibilidad es la base de nuestro negocio, y como Coca-Cola buscamos crecer con conciencia, respaldados por un firme compromiso con nuestro planeta, nuestras comunidades y nuestra Operación. Como compañía, somos responsables, al igual que otros, de ayudar a resolver la crisis mundial de los residuos plásticos, y estamos comprometidos a ser líderes, trabajando con embotelladores y socios de la industria, gobiernos, ONG’s, proveedores, recolectores, recicladores, clientes y consumidores por lograr un mundo mejor, un mundo sin residuos, resaltó Paola Palacios, Gerente de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sostenibilidad para Coca-Cola de Ecuador y Perú.


Es así, como “Mundo Sin Residuos” enfoca sus esfuerzos en tres pilares principales:

1. Diseño de nuevos envases entorno a su retornabilidad, reciclabilidad, aligeramiento y uso de resina reciclada.

2. Recolección de residuos producidos por los empaques.

3. Asociación con comunidades, gobiernos, ONG’s, socios locales, clientes consumidores para lograr una mayor tasa de recolección.


“Un Mundo Sin Residuos” Coca-Cola Ecuador

Retornabilidad

La compañía promueve el consumo de empaques reutilizables, que implica un circuito en el que la persona devuelve un envase vacío en el Punto de Venta para llevarse una nueva bebida. Los envases recibidos se devuelven al embotellador y se rellenan tras un riguroso proceso de limpieza, desinfección e inspección electrónica, para luego volver nuevamente al Punto de Venta.


El uso de envases retornables trae consigo múltiples beneficios, no solamente para el bolsillo del consumidor, que pagará únicamente el costo de la bebida de su preferencia, sino también para el ambiente, al fabricar envases con materiales PET (tereftalato de polietileno) o vidrio, tienen alta resistencia. Las botellas de plástico pueden ser reutilizadas hasta 25 veces y hasta 50 veces las de vidrio, lo que lleva a una menor generación de residuos y un menor uso de materias primas. Una vez completado el ciclo de vida de un envase retornable, este puede reciclarse para ser utilizado en otros procesos de fabricación, ya sea en nuevas botellas u otros productos realizados con PET.


Recolección

Coca-Cola lidera alianzas estratégicas para acciones de limpieza, reducción de residuos y campañas de reciclaje, que se cumplen en proyectos como ReciVeci, una iniciativa que fomenta la separación adecuada de residuos sólidos en los hogares, entidades educativas y empresas en Ecuador, conectando a todos los actores de la cadena de residuos reciclables, a través de un sistema de reciclaje inclusivo, con base al objetivo de recuperar cerca de 100 toneladas de material reciclable y envases post consumo.


Alianzas

La Compañía trabaja media anlianzas estratégicas, con el Programa de Limpieza Costera, que inició en el 2004 e incluye jornadas de limpieza y concientización en el archipiélago de Galápagos, así como en nueve áreas marinas y costeras protegidas de Ecuador continental. Con estas acciones se busca mitigar los impactos provocados por los desechos marinos que amenazan a la biodiversidad. A la fecha se han recolectado más de 235.000 kg de desechos en Galápagos y áreas marinas y costeras protegidas de Ecuador.


Además, Coca-Cola colabora con la Iniciativa Regional de Reciclaje Inclusivo “Latitud R”, plataforma que promueve la agenda del Reciclaje Inclusivo en América Latina y el Caribe para identificar enfoques innovadores, incluida la tecnología y las políticas públicas, para aumentar la diversidad y el volumen de materiales reciclados y mejorar la situación socioeconómica de los recicladores en la región.


El trabajo con autoridades y gobiernos locales también ha sido parte de la agenda de la compañía. Al finalizar el año 2021, Coca-Cola firmó el Acuerdo Voluntario con el Gobierno Nacional, a través del Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica, MAATE, destacándose como una de las primeras empresas en el país en impulsar la economía circular, comprometiéndose a trabajar por la sostenibilidad hídrica y la disminución de los efectos en el cambio climático, para la creación de valor compartido y el desarrollo social e inclusivo de las comunidades.


En el marco del Día Mundial del Reciclaje, Coca-Cola se une al objetivo de concienciar a la sociedad acerca de la importancia que tiene tratar los desechos como corresponden, para frenar el cambio climático, y así proteger el ambiente. Como Coca-Cola, seguiremos trabajando por hacer la diferencia con acciones que impacten positivamente al ambiente; compartiendo las mejores prácticas para ayudar a construir sistemas de recolección y reciclaje más efectivos.

89 visualizaciones