Buscar

Conversamos con Christine Brendel, Directora PreViMujer GIZ


1. ¿Qué se comprende la Violencia contra las Mujeres? ¿Por qué no hablar de Violencia de género o violencia intrafamiliar? Muchas veces se confunde el concepto de Violencia contra las Mujeres (VcM) con otros conceptos vinculados. Por lo tanto, me permito clarificar las diferencias:

V​iolencias contra las Mujeres es cualquier acto u omisión que cause daño (físico, psicológico, sexual o económico) a una mujer, por el hecho de ser mujer. Es unidireccional, la ejercen los hombres contra las mujeres. La Violencia de género, es una violencia multidireccional, se puede ejercer tanto contra mujeres como contra hombres, ya sea para imponer un rol socialmente asignado o para sancionar cuando este rol no es cumplido. Dada la desigualdad estructural de poder, las mujeres son actualmente las mayoritariamente afectadas. Y, finalmente, la Violencia intrafamiliar se refiere a cualquier maltrato directo o de ausencia de cuidado que cause daño a cualquier integrante de la familia o unidad doméstica (padres, madres, hijas/os, hermanos/as, tías/os, abuelos/as, etc.). Es multidireccional, puede provenir o dirigirse de/a cualquier integrante de la familia.

2. ¿Cuál es el panorama actual de la Violencia contra las Mujeres en el Ecuador?

En Ecuador, la VcM afecta por lo menos 6 de cada 10 mujeres, que han sido agredidas, psicológica, económica, física o sexualmente, por sus parejas o exparejas (INEC 2011), constituyéndose en una gravísima y extendida violación de derechos humanos con efectos en todos los niveles: individual, relacional, comunitario y estatal.

Las empresas ecuatorianas no se encuentran a salvo. Si bien la VcM ocurre mayormente en el ámbito privado, su impacto trasciende la esfera personal y afecta al mundo de los negocios, generando costos invisibles, no identificados y considerados ajenos a la producción. Pero ojo, incide fuertemente en sus resultados económicos como el estudio científico de la GIZ y de la Universidad San Martín de Porres (USMP) demuestra: las grandes y medianas empresas ecuatorianas pierden anualmente casi 1,8 mil millones US$.

3. ¿Cómo afecta la Violencia contra las Mujer a las empresas?

La VcM genera daños físicos, emocionales y económicos, que a su vez producen incapacidad laboral. La misma, se manifiesta en tardanzas, ausentismo, presentismo y rotación del personal. O, en otras palabras, en una productividad disminuida, un clima organizacional no optimo y un bienestar del personal mejorable.

Lo importante en este caso es, que los efectos arriba mencionados no solamente son relacionados a las mujeres agredidas, si no también al personal masculino que ejerce violencia, así como las y los trabajadores, que ni viven ni ejercen violencia, pero lo atestiguan.

4. ¿Cuál es el rol del sector empresarial en la erradicación de esta problemática?

GIZ y la USMP han revisado la literatura sobre los costos de la VcM a nivel global. Conocemos los resultados de estudios en otros países, pronto también conoceremos las cifras para el Ecuador, que nos demuestran que el sector empresarial, después de las mujeres agredidas, ocupa el segundo lugar en asumir los costos de la VcM. También sabemos que muchas veces las mujeres están más seguras en sus trabajos que en sus propias casas. Además, es innegable la alta influencia que tienen las normas y códigos de conducta de las empresas en la actitud de su personal. Sumando lo anteriormente dicho, debe quedar claro que el sector privado puede y debe jugar un rol importante en la prevención y erradicación de la VcM, sin tomar en cuenta una ventaja adicional: es una situación de ganar-ganar. ¡Ganan las empresas y también gana su personal!

5. ¿Qué medidas o acciones se pueden implementar en las organizaciones para dar los primeros pasos?

Hay muchas posibilidades para prevenir la VcM, van desde, por ejemplo, tener un código de conducta, protocolos de atención, política de tolerancia cero a la VcM, capacitar al personal hasta promover cambios estructurales implementando un modelo de gestión. La GIZ tiene 10 años de experiencia en este trabajo y con gusto podemos asesorar a las empresas para cada una encuentra su propio camino de prevención de la VcM.

6. ¿Cómo ve la realidad ecuatoriana frente a otras experiencias del exterior?

No me parece muy útil hacer comparaciones, porque muchas veces comparamos tomates con piñas. Por lo tanto, prefiero pensar en el futuro. ¿Porqué?, porque me parece muy positivo que 35 empresas ecuatorianas, medianas y grandes, ahora tienen un diagnostico científico sobre cómo se manifiesta la VcM en su organización. Quiere decir, tienen no solamente argumentos éticos, morales y sociales, si no también económicos. Y, como son organizaciones inteligentes harán lo necesario para luchar contra este flagelo.

#Entrevistas #LosExpertosdicen

22 vistas

2021 - CERES Todos los derechos reservados. Corporación Ecuatoriana para la Responsabilidad Social & Sostenibilidad