2019 - CERES Todos los derechos reservados. Consorcio Ecuatoriano para la Responsabilidad Social & Sostenibilidad

IBM: Los viajeros de las fiestas de este año viajan a través de la Nube

16 Dec 2019

 

En los últimos diez años, la tecnología en la Nube ha mejorado enormemente muchas facetas de los viajes de vacaciones. Gracias a la Nube, las compañías de viajes ahora pueden ofrecer servicios digitales personalizados basados ​​en la ubicación para hacer que el viaje de vacaciones sea más relajante y accesible.

 

Pero recordemos por un momento cómo fueron los vuelos largos y los viajes en automóvil sin tecnologías basadas en la Nube que soporten la infraestructura de la industria de viajes. Imaginemos un viaje a la casa de la abuela sin hacer el check-in instantáneo de la aerolínea, o pagar la gasolina con solo deslizar una opción en el teléfono móvil.

 

Mucho ha cambiado en sólo una década.

 

Para plantear el escenario, regresemos a 2009 cuando los teléfonos inteligentes recién comenzaban a brindar información a los viajeros. Las aplicaciones móviles mostraban el estado de los vuelos y la disponibilidad de habitaciones del hotel, pero no mucho más. La industria de viajes en general estaba comenzando a aprovechar una nueva ola de tecnología digital. Por ejemplo, el servicio celular 3G apenas estaba despegando, marcando la aceleración de la transformación digital con velocidades de datos más altas para aplicaciones de ancho de banda más demandantes.

 

Pero no fueron solo los dispositivos del cliente, las aerolíneas, los hoteles, las compañías de alquiler de automóviles y las cadenas de estaciones de servicio también carecían de la infraestructura de TI adecuada para respaldar y aprovechar los datos de los clientes, y proporcionar los servicios digitales necesarios. En 2009, la computación en la Nube estaba en su infancia y la mayoría de las empresas todavía no ejecutaban aplicaciones empresariales en la Nube. Podríamos decir que la gente aún viajaba como si fuera 1999.

 

Es una nueva era para los viajes

 

Hoy en día, es posible que los viajeros actualicen las reservas a través de un chatbot, paguen el combustible con sus teléfonos y vuelvan a reservar un vuelo en segundos mientras se dirigen al bar del aeropuerto o al duty-free para esperar el retraso de un vuelo.

 

Si bien es posible que esos viajeros no lo noten, para que esos servicios digitales funcionen, las compañías de viajes están renovando su arsenal tecnológico por completo para hacer que los datos de sus clientes e itinerarios sean un activo central que se puedan aprovechar. Durante años, las empresas han tenido datos esparcidos en varios entornos: las principales bases de datos soportadas por diferentes marcas e inventarios, mientras que los entornos de TI on-premise o privados manejaban datos confidenciales. Pero la infraestructura de la era de 2009 no era suficiente para los clientes que esperan ofertas digitales más personalizadas y un control completo sobre sus horarios de viaje.

 

Para satisfacer estas demandas e innovar de manera más rápida, muchas compañías han recurrido a estrategias de Nube híbrida para administrar, migrar y aprovechar los datos que existen en muchos entornos diferentes. Y debido a esto, ahora pueden acceder a datos críticos para tecnologías de Nube avanzadas (contenedores, IA, IoT) que aceleran la entrega de experiencias digitales de vanguardia. Con una infraestructura en la Nube de la era 2019, podemos experimentar una temporada de viajes de vacaciones muy diferente a la de 2009.

 

Por ejemplo, al adoptar tecnologías nativas de la Nube, como los microservicios, las aerolíneas pueden crear herramientas digitales que mejoran la experiencia del cliente. Uno de esos avances es cómo los pasajeros ahora pueden evitar la opción tradicional de esperar en línea a un representante y, en cambio, pueden aprovechar las soluciones digitales que les permiten administrar directamente su viaje, incluido el proceso de check-in, la selección de asientos y la impresión de tarjetas de embarque.

 

Las aerolíneas también están trasladando cargas de trabajo complejas a la Nube para garantizar que las aplicaciones automatizadas orientadas al cliente ofrezcan información específica de la ubicación en tiempo real que brinde rápidamente a los pasajeros detalles específicos sobre los cambios de vuelo. Los clientes aprecian este tipo de servicios personalizados, especialmente cuando se encuentran con retrasos y cancelaciones de vuelos. Mientras la fila de cambio de reserva se hace eterna, los clientes que usan estas aplicaciones pueden programar instantáneamente un nuevo vuelo y luego comer algo o relajarse.

 

Los aventureros de la carretera de estas vacaciones también se benefician de los servicios digitales para clientes que están alojados en la Nube. Las aplicaciones de recompensas para clientes ofrecidas por las cadenas de estaciones de gas, por ejemplo, aprovechan la Nube para procesar y analizar datos de transacciones móviles mientras los automovilistas cargan combustible, recompensándolos instantáneamente por sus compras y volviendo a la carretera más rápido. Estas aplicaciones también priorizan la seguridad al permitir que los clientes paguen la gasolina y los lavados de autos a través de la aplicación, en lugar de utilizar una tarjeta de crédito.

 

Por: Dee Waddell, Global Managing Director, Industrias de Viaje y Transporte

 

Hoy todos podemos esperar un viaje por tierra o aire más fácil a las casas de nuestros seres queridos, y podemos agradecer a la Nube por hacerlo posible.

Please reload

Noticias Recientes
Please reload

Sígenos
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic
Busca más noticias según las etiquetas
Please reload